• Misión

    Editar, publicar y divulgar con eficiencia textos de excelente calidad, difundir la ciencia, la cultura y el conocimiento generado por nuestros investigadores, utilizar la creatividad y tolerancia ante el escrito ajeno.

  • Visión

    La dirección de editorial de la Universidad Autónoma de Sinaloa por la fortaleza de su recurso humano y la infraestructura de punta se ha convertido en la mayor difusora de textos literarios y académicos en el país, apoyada por un administración central consciente y comprometida con la promoción de la lectura.

    La publicación de los conocimientos generados por los investigadores universitarios cuyos costos se siguen


  • sufragando por las instituciones que apoyan sus investigaciones sigue representando una significativa mayoría de las ediciones.

    Los convenios de coedición con editoriales públicas y privadas se han incrementado para elevar la producción bibliográfica tanto en calidad como en variedad de temáticas y para que nuestros libros traspasen nuestras fronteras.

Menu

VISTA DEL LIBRO

Alt text

Amigos míos

Con el signo de epigrama, los poemas de este libro son una exhortación, una renovación de votos antes las posibilidades del lenguaje frente al inquietante transcurrir de los asuntos humanos. Valga subrayar el carácter clásico de esta poesía donde forma y fondo van construyendo una rica noción simbólica de sus temas, Amigos míos, nombre en sí mismo es una llamada, enuncia la voluntad del poeta por indagar, desde la ironía hasta el tono fatalista, en las virtudes y vicios, personajes y cismas de una época. En estas páginas, el verbo poético encarna la tradición del verso castellano, bajo la impronta del filósofo que asume la duda metódica como derrotero estético. Inmersos como estamos en una sociedad obsesionada con lo inmediato, es de singular interés la manera en que Benjamín Valdivia se detiene a observar y pensar, a calibrar en palabras precisas cada uno de sus poemas; su inteligencia recuerda al griego, su tono, por antonomasia, es continuador de la escuela castellana. Estamos pues, ante una escritura de la contemplación y, a la vez, ante una forma de pensar distinta: voz modulada entre el conocimiento y el asombro por el mundo y la eterna contradicción de la devastación humana.